CRAC! Education

Saber Observar en el Arte

Saber observar en el Arte

Preguntas como ¿qué es el arte? O también ¿por qué esta obra es arte? (incluso ¿por qué es tan valiosa?) son comúnmente escuchadas al momento de hablar de Obras de arte.

 

Para comenzar, deberíamos definir que el arte es una expresión única y poderosa de la creatividad humana. A través de diversas formas de arte, como la pintura, la escultura, la música y la danza, los artistas pueden transmitir emociones, contar historias y capturar la belleza del mundo que nos rodea. El mensaje: la obra; el receptor: el observador. Disfrutar de una obra de arte no es solo para artistas, personas que pueden elaborar talentosamente una pintura, una escultura, etc.  Para apreciar plenamente el arte, es importante saber observar y sumergirse en las diversas dimensiones que ofrece. A continuación, se presentan algunos puntos clave para que puedas desarrollar la habilidad de observar en el arte:



La importancia de la contemplación

Observar arte requiere tiempo y paciencia. Al igual que un buen vino, el arte necesita ser saboreado lentamente para captar todos sus matices. Como dijo una vez el renombrado pintor Pablo Picasso: «La pintura es más fuerte que yo, siempre me lleva donde quiere». Al observar una obra de arte, tómate un momento para contemplarla en silencio y dejar que sus detalles y significados te envuelvan. Sería un buen momento para poner a prueba tus capacidades analíticas sobre composición, colores, formas e interpretación. Es importante tener en cuenta que no hay una manera correcta o incorrecta de apreciar el arte, porque, al igual que el vino, los gustos son personales.  

 


La mirada curiosa 

La observación en el arte implica mantener una mirada curiosa y abierta. Como afirmó el gran filósofo y escritor Friedrich Nietzsche: «El arte es la tarea de descubrir lo real que se oculta detrás de lo aparente». No te limites a una única interpretación, sino que explora las múltiples capas y perspectivas que el arte puede ofrecer. Pregunta, indaga y mantén una mente abierta para descubrir nuevas formas de ver y experimentar. Permite que tu intuición te guíe en el proceso. Hoy en día, con las facilidades que ofrece internet, puedes sumergirte en un mundo de exploracion que te lleve más allá de tus límites. 



El poder de los detalles

Los detalles son elementos clave en el arte. Fíjate en las pinceladas, las texturas, las sombras y las formas. Como dijo una vez el genio del Renacimiento, Leonardo da Vinci: «Los detalles hacen la perfección, y la perfección no es un detalle». Presta atención a los detalles más pequeños, ya que a menudo encierran significados profundos y reveladores. Encontrar detalles lleva tiempo de meditación y observación. A diferencia de una foto familiar, una foto artística nos está sumergiendo en un mundo de sensaciones, no de sentimientos. 



Mona Lisa, Leonardo Da Vinci. Ph: Eric Terrade.
Mona Lisa, Leonardo Da Vinci. Ph: Eric Terrade.

 

La conexión emocional

El arte tiene el poder de evocar emociones y despertar sentimientos. Al observar una obra de arte, pregúntate cómo te hace sentir. ¿Te inspira alegría, melancolía, asombro o calma? Como expresó la icónica artista Frida Kahlo: «Pinto autorretratos porque estoy mucho tiempo sola. Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco». Permítete conectar emocionalmente con la obra y reflexionar sobre las emociones que despierta en ti. No todas las obras tienen por qué despertar alguna emoción o sentimiento, sin embargo es útil saber que el/la artista tenía algún mensaje que transmitir (aunque no siempre es asi) y la necesidad de crear. Si a ti no te despierta una emocion clara, deja que la obra te sumerja un poco en el mundo del artista.



El contexto histórico y cultural

Para apreciar completamente una obra de arte, es importante comprender su contexto histórico y cultural. Investiga sobre el artista, la época en que se creó la obra y los movimientos artísticos que la influenciaron. Reconoce las influencias y las referencias culturales presentes en el arte y amplía tu conocimiento al respecto. Aunque no es obligatorio, tener ciertos conocimientos sobre Historia del Arte pueden ayudarte a saborear mejor las obras, valorarlas y ponerlas en contexto, respetando sus origenes y necesidades de creación. Vamos a ir subiendo notas en nuestras diferentes secciones que pueden ayudarte enormemente en este maravilloso proceso. 

 

Saber observar en el arte es un viaje fascinante y enriquecedor. Al desarrollar esta habilidad, podrás disfrutar plenamente de las obras de arte y adentrarte en un mundo de belleza y creatividad. Como afirmó el famoso pintor Vincent van Gogh: «La única manera de hacer obras de arte verdaderamente grandes es amar lo que haces». Permítete amar el arte y dejar que te guíe a través de experiencias estéticas transformadoras. 

 

¡Explora, descubre y observa el arte con ojos nuevos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »